Biomasa y bioenergía

La biomasa es materia de origen orgánico, vegetal o animal, que se puede utilizar para fines energéticos. Los sistemas de biomasa tienen dos ventajas principales: que son renovables y que suponen un ahorro considerable en la calefacción del hogar. A pesar de la realización de una inversión inicial, podemos hablar de un ahorro de costes en combustible de entorno al 40-50%. Esto significa que en una vivienda de por ejemplo, 180 metros cuadrados, el ahorro anual puede ser de en torno a 1500€, que se traduce en un plazo de amortización de unos 5 años.

Además estos sistemas también aportan un extra se seguridad, por su nula explosividad.

Tipos de biomasa

Existen varios tipos según su procedencia:

  • Biomasas agrícolas
  • Biomasas forestales que provienen de los restos de podas de bosques, jardines y montes, entre otros.
  • Biomasas ganaderas que provienen de residuos animales, estiércol, etc.
  • biomasas industriales, que son residuos que provienen de la industria alimentaria, de la madera o papelera.
  • Biomasa proveniente de los residuos de las ciudades, que son las frracciones orgánicas de los residuos sólidos urbanos
  • Biomasas acuáticas que proceden de plantas acuáticas y algas

Las biomasas se transforman según diferentes procesos en productos que todos conocemos. Por ejemplo, encontramos astillas o pellets para generar calor, biogas para generar electricidad renovable y el biodiesel o bioetanol, entre otros. Cuando la transformación de las materias orgánicas se convierte en biomasa para generar sistemas de calefacción, electricidad o combustible, estamos ante un proceso conocido como Bioenergía. 

La bioenergía en Europa

Este tipo de bioenergía es ya una realidad en muchos países del mundo, entre los que se incluye España. Por ejemplo, en Suecia el 20% de la energía consumida es bioenergía que proviene de biomasa. En España somos el tercer país de Europa en cantidad de biomasa de todos los tipos gracias a su gran potencial de aprovechamiento de residuos de sus campos y sus montes, industrias y vertederos.

La biomasa en tu hogar

Es posible utilizar sistemas de biomasa en casas y edificios como una fuente de calefacción. Se trata de uyna energía limpia cuya instalación se amortiza en poco tiempo. Existen chimeneas de biomasa de alta eficiencia que son perfectas para viviendas pequeñas o que se encuentren en zonas de clima poco riguroso. Este tipo de chimenea es capaz de calentar toda la casa. Por otro lado, también existen las calderas de biomasa que alimentan un sistema centralidado que se expande a través de radiadores por todo el edificio.

Descubre más sobre las ventajas de la bioenergía y los sistemas de biomasa en nuestra web y contacta con nosotros para descubrir cómo podrías mejorar la instalación energética de tu casa o negocio. En Issos somos expertos y podemos ayudarte.

Imagen principal: Green Energy Futures